El bloc d'en Manel

Estimem Mallorca - Qui estima Mallorca no la destrueix!

Demanen la retirada del tub a la Plaça del Tub

Manel | 04 Febrer, 2005 14:33

Una reflexió de com entén i projecta l'Ajuntament els espais públics. Els arquitectes de la Plaça del Tub han publicat un interessant article sobre el sentit que té el tub a l'actual plaça després de les reformes realitzades. Sobretot destacaria les últimes frases com conclusió: "¿Qué ocurrirá en el Parc de les Estacions? ¿Y en la Plaza de Marqués de la Cenia? Y ¿que está ocurriendo en El Borne, Antonio Maura, Parc de la Mar y Passeig Sagrera? No podemos perder más oportunidades: el espacio público merece mejor trato, tanto aquéllos que fueron diseñados con criterios de integración a la ciudad y forman parte de la memoria colectiva, como los nuevos que deberán responder a necesidades y criterios de integración de la ciudad del futuro."
Arquitectes PEDRO RABASSA / EUGENIO DE LA FUENTE

Veintidós años separan la nueva plaza de El Tubo de la construida en 1983 después de un concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Palma, como autores de aquel proyecto, y ahora como espectadores de esta reconstrucción, creemos necesario hacer algunas reflexiones.

En nuestro proyecto fue determinante la potente presencia de los edificios que flanquean este espacio, principalmente el conjunto simétrico del Instituto Ramón Llull, la Biblioteca y la Escuela de Artes y Oficios, y en menor grado, el Instituto Joan Alcover. Por esta razón, se planteó un espacio central exento, sobre el eje de la Biblioteca y el equidistante entre los edificios, formado por una retícula de baldosas blancas y negras que se definía como zona de reposo y que, a su vez, era soporte del orden de los árboles, farolas, mobiliario urbano y del «sólido de contraste»: El Tubo, el cual rompía todo este orden, y pretendía ser, un rasgo, un gesto, un signo de identificación del espacio. En aquel momento preelectoral, se politizó y se interpretó como una provocación. Nada más lejos de nuestras intenciones, y creemos que tampoco del Ayuntamiento que actuó con total respeto a los proyectistas y que le dio siempre un valor cultural y de recuperación de un espacio que, hasta entonces, fue residual.

Continuando con nuestro proyecto, el resto de espacios de la plaza venían generados a partir de esta zona central. Frente a las avenidas se planteaba un elemento circular, pseudo banco, que debía ser el apoyo de los tiempos muertos de los estudiantes, con posibilidad de ser espectadores y espectáculo de las avenidas. Ambos fuimos alumnos del Instituto Ramón Llull y esta función en nuestro tiempo la ejercieron las gradas del monumento a Ramón Llull que estaba colocado en la rotonda del bulevar. El tiempo también nos dio la razón y los alumnos lo utilizaron como nosotros pensamos. En el otro extremo, frente a la Escuela de Artes y Oficios, remarcamos en el pavimento un espacio vacío, con la pretensión de que fueran los alumnos de aquella escuela (los creadores) quienes lo pudieran utilizar, no sabemos del acierto o no de este espacio. Por último, los espacios colindantes a las fachadas de los edificios se ordenaron con la colocación de farolas, focos, mobiliario urbano y árboles de diferentes características siguiendo siempre los ejes de los huecos de dichas fachadas.

Desgraciadamente todo este planteamiento se ha perdido. La plaza es otra, una explanada continua con cosas encima, y también, El Tubo. Pero sin soporte ordenador alguno, sin justificación, sin razón de ser. Necesitamos explicar los planteamientos de nuestro proyecto y las razones que justificaron el sólido de contraste y después de esta reconstrucción afirmar que El Tubo no debería haberse recolocado, no tanto por las razones estéticas a las que aludía Antonio Alemany en su artículo del pasado día 21 de enero y que respetamos totalmente, sino y sobre todo, porque la nueva plaza tiene muy poco que ver con el proyecto original. Quisiéramos que éste fuera un ejemplo de lo que no debiera ocurrir. Palma corre el riesgo de despersonalizar sus espacios públicos. Son necesarios proyectos coherentes, y respeto a lo existente, a lo bien hecho. Así se hizo en la rehabilitación de la Plaza de las Columnas, ¿Qué ocurrirá en el Parc de les Estacions? ¿Y en la Plaza de Marqués de la Cenia? Y ¿que está ocurriendo en El Borne, Antonio Maura, Parc de la Mar y Passeig Sagrera?

No podemos perder más oportunidades: el espacio público merece mejor trato, tanto aquéllos que fueron diseñados con criterios de integración a la ciudad y forman parte de la memoria colectiva, como los nuevos que deberán responder a necesidades y criterios de integración de la ciudad del futuro.

http://www.elmundo-eldia.com/2005/02/04/illes_balears/1107471607.html

Comentaris

Hi estic d'acord

Elena | 04/02/2005, 15:54

Em va sorprendre molt que tornessin a posar el famós Tub, després de la reconstrucció de la plaça. El Tub, com a element aïllat, no té cap valor, i canviant el context per tot el sentit.
Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb