El bloc d'en Manel

Estimem Mallorca - Qui estima Mallorca no la destrueix!

Abel Matutes i les seves autopistes (II)

Manel | 24 Febrer, 2006 15:10

Por Santiago Miró (Ibiza: entre el asfalto y el cemento)

Abel Matutes, el primer interesado. Preocupado por las posibles resistencias, Abel Matutes, retirado de la política activa en su isla, promovía, el pasado mes de julio, un movimiento de tierras en Ca’n Sirvent, no lejos del aeropuerto, por donde debía comenzar la autopista. Se presentaba como el más perjudicado por ser el que más terreno estaba obligado a ceder. Y se resignaba, públicamente, a renunciar a sus proyectos sobre el mismo: un campo de golf, así como un complejo turístico que aseguraba tener, cediéndolo generosamente al interés general de la autopista y apoyando el proyecto del Consell, en el que su hija, Stella Matutes, preside la consejería de Obras.

En realidad, Matutes nunca ha dejado de interesarse por todo lo que huele a dinero, por mucho que sus gestos y palabras den la apariencia de lo contrario. Y, desde el principio, ha mostrado su atención por los beneficios que tal obra repercutiría en su provecho. Más de un año antes, el 15 de abril de 2004, el entonces ex Ministro de Asuntos Exteriores y ex Comisario Europeo, se hacía con la finca de Ca’n Bonet, propiedad de José Luis Ayguavives Tur y Ana María de Castro por donde debía pasar la autopista. Y permitía que una serie de gitanos vivieran en la casa que guarda en Ca’n Bonet. Gitanos que practicaban el robo, saltando de una a otra de las fincas que se iban a expropiar, despertando la desconfianza entre los que aún vivían en ellas. Su finalidad no era otra que hartar a los propietarios para que vendieran o se desprendiesen de sus posesiones. Algunos de ellos cedieron, pero la mayoría siguió resistiendo, luchando contra los molinos de viento de una ley que soplaba a favor de los poderosos.

Según Fany Tur, bibliotecaria del Ayuntamiento de Ibiza, el gran beneficiado e impulsor de esta política de las autopistas no es otro que Abel Matutes. El proyecto contempla hacer una serie de obras en terrenos y en planes parciales del ex senador europeo. “Hay en él unos viales del grupo de empresas Matutes –asegura la ex consellera de Cultura y Medio Ambiente–, pagados con dinero público. Las obras de la autovía contemplan, por ejemplo, una serie de curvas extrañísimas que desvían su trazado para no tocar los jardines de Zumos Naturales, una nave industrial propiedad del Grupo Matutes, aunque para ello se tienen que demoler cuatro viviendas de una misma familia, en los terrenos donde ha sido proyectada la rotonda y, en un kilómetro, hasta 24 casas, sin contar negocios y explotaciones familiares”.

Además, las grandes obras de carreteras o autopistas han sido concedidas a empresas en las que Matutes o sus socios tienen intereses. Sobre todo, en la de San Antonio, adjudicada a FCC Construcción (Fomento de Construcciones y Contratas), en cuyo consejo de administración figura él. El segundo cinturón de ronda ha sido adjudicado a MAB, de Matías Bibiloni, un mallorquín socio de Matutes. En estas obras, se han cometido una serie de irregularidades y de incumplimientos de la Ley de Patrimonio. La empresa destrozó yacimientos romanos, amenazando a los arqueólogos que trabajaban en la zona quienes denunciaron públicamente la actitud de pasividad del Consell. Cuando éstos se quejaron al conseller de Patrimonio, Juan Marí Tur, éste, previendo que querían paralizar la obra, les contestó: “Las máquinas no son precisamente miniaturas, ustedes pueden también ir siguiendo a las máquinas, que es su trabajo”. Seis de los yacimientos encontrados han desaparecido total o parcialmente en los últimos meses. Y las máquinas no han parado ni ante una necrópolis rural de época romana y han hecho desaparecer dieciséis metros de un acueducto en la misma zona.

A jucio de Fany Turs, se trata de “una prevaricación, un tráfico de influencias y una clara información privilegiada tan espantosa que deja pasmado a cualquier observador neutral”. El propio Plan Territorial Insular de Ibiza y Formentera recupera siete sectores de los cuales cuatro son de las empresas de Matutes. Y, si Abel Matutes ha contribuido a colocar a su hija Stella en un puesto político, es, según los observadores, “para tener información de primera mano de las decisiones políticas isleñas”.

Molt més a “Ibiza: entre el asfalto y el cemento”
http://www.mira-mira.com/ibiza,%20entre%20asfalto%20y%20cemento.pdf

Abel Matutes i les seves autopistas
http://bloc.balearweb.net/post/184/10957

Plataforma “No Volem Autopista” http://www.mira-mira.com/jono/


Comentaris

Hi ha poc que fer

Tolo | 25/02/2006, 17:42

A Mallorca ens passa lo mateix i ningú es queixa. El Govern del PP fa autentics desastres. Aquestas Illes van perdent el seu encant. Els Mallorquins no apreciam lo nostro i es un reduit grup que estima aquesta terra. Aixó es així , heu tenc més que comprovat, sempré nos queixam desde ca nostra amb la estufa al costat perque al carrer fa molt de fred i no val la pena. Els Mallorquins som així i tenim el que nos mereixem per tant Mallorca es diferent. Tu creus que Mallorca es de dretas? Jo crec que no, lo que pasa que amb la esquerra que tenim i com som els Mallorquins es normal que nos posin aquesta etiqueta.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb